top of page

Xerosis

La xerosis es una condición en la que hay un desequilibrio entre el manto hidrolipídico y la bicapa lipídica de la capa cornea. Es decir, la capacidad que tiene nuestra piel de retener agua se encuentra alterada, lo que da como resultado una deshidratación extrema.


Se considera que hay presencia de xerosis cuando el contenido hídrico de la capa cornea no supera el 10%. En condiciones normales se encuentra entre el 10-15%.


Esto hace que nuestra piel se encuentre en un estado frágil y vulnerable en el que luce apagada, áspera, se descama con facilidad (llegando a agrietarse en casos extremos), hay sensación de picor y enrojecimiento y en el que es más susceptible a infecciones y enfermedades.







¿Por qué se produce?


1. Edad. A medida que envejecemos la capacidad que tiene la capa cornea de retener el agua disminuye.

2. Enfermedades como la diabetes, cáncer, síndrome de Sjögren, tiroides hipoactiva, dermatitis atópica, eccemas, entre otras.

3. Fármacos. Uso de corticoides tópicos, diuréticos, laxantes, quimioterapia, retinoides...

4. Tabaquismo.

5. Defectos genéticos en la filagrina. La filagrina es una proteína esencial para la correcta síntesis de la queratina. Su déficit hace más propensa la aparición de ciertas enfermedades que derivan en una sequedad extrema.

6. Deficiencia de lípidos en la epidermis.

7. Higiene excesiva e inadecuada.

8. Uso de jabones y geles agresivos e irritantes.

9. Olas de calor, las cuales pueden causar estados de deshidratación temporales que deben tratarse con urgencia.


¿Qué acciones debemos tomar?




En caso de no haber ninguna mejoría o ver que la xerosis empeora se recomienda acudir al medico o al farmacéutico.

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page